Las cinco mentiras de los virus en internet

CompartirCompartir


El 90 por ciento de los usuarios consideran que es fácil identificar un ordenador infectadocon virus o malware. El 93 por ciento considera que los virus generan molestas ventanas y ralentizan o colapsan el ordenador. Sin embargo, según G Data, la realidad es justo la contraria y ha confeccionado una lista con las cinco creencias erróneas más extendidasentre los usuarios en materia de seguridad informática. 

Un estudio de la compañía de seguridad realizado a 15.559 internautas en 11 países diferentes demuestra que la mayor parte de los internautas no tienen conciencia real de los peligros de internet y mantiene como ciertas una serie de verdades obsoletas. Así, el 58 por ciento de los internautas españoles ignora que basta cargar una web adulterada para infectar el ordenador o sostiene, equivocadamente, que el correo electrónico es la principal vía de entrada de malware. G Data ha confeccionado una lista con los cinco mitos más difundidos entre los internautas en materia de seguridad informática.  

La primera creencia errónea es que un ordenador infectado ofrece síntomas claros de alojar malware. El 93 por ciento de los internautas considera que un ordenador infectado es fácil de detectar para el propio usuario: se bloquea por completo, funciona más lento o genera indiscriminadamente ventanas emergentes. Sólo el 7 por ciento sostiene que en caso de contaminación no se percibiría nada extraño, que es precisamente lo que realmente sucede en la mayoría de los casos. Según G Data, hace ya muchos años que los hackersdejaron de desarrollar virus como forma de notoriedad y demostración de sus habilidades informáticas. Hoy en día son profesionales cualificados cuyo objetivo es justo el contrario:pasar totalmente desapercibidos para hacerse con un suculento botín de datos personales o añadir el ordenador de la víctima a alguna de las redes de zombis que se alquilan en Internet. Para conseguirlo, necesitan que la infección pase totalmentedesapercibida para el usuario. 

El segundo mito es que el correo electrónico es la principal vía de entrada del malware. Esta suposición se ha quedado tan obsoleta como la primera, pero sigue siendo válida para el 54 por ciento de los entrevistados, el 58 por ciento en el caso de los internautas españoles. Es verdad que con los populares Melissa y I love you, los correos electrónicos fueron la vía más frecuente de difusión de malware en archivos adjuntos infectados que acompañaban una invitación para que la víctima los abriera. Sin embargo, este sistema de infección se ha quedado anticuado y los ciberdelincuentes utilizan otras formas de llegar a sus víctimas, principalmente las redes sociales y la manipulación de sitios web que sólo necesitan una visita para infectar el ordenador y que constituyen, hoy por hoy, el factor infeccioso que más se repite.

En tercer lugar, G Data destaca la creencia de que no se puede infectar un ordenador con solo visitar una página web. La compañía asegura que hace ya años que se puede infectar un ordenador a través de las que se denominan como descargas silenciosas (drive-by-download) y que para conseguirlo basta tan solo con cargar en el navegador una página web convenientemente preparada por los ciberdelincuentes, un tipo de ataque que además se practica a gran escala. Sin embargo, el 48 por ciento de los encuestados aún no conoce esta realidad. Una cifra que se eleva hasta el 58 por ciento si nos ceñimos a los internautas españoles. 

El cuarto mito más divulgado entre los usuarios es que las plataformas P2P y los sitios de descarga de torrents son principales aspersores de malware. Para G Data es indudable que las plataformas de intercambio de archivos mueven gran cantidad de archivos y que parte de ellos son programas dañinos. Sin embargo, la mayor parte de los programas nocivos se propagan mediante páginas web adulteradas, aunque casi el 50 por ciento de los internautas encuestados consideran a los sitios P2P como los principales aspersores demalware. 

La quinta y última leyenda urbana afecta a las páginas de pornografía, que suelen ser consideradas más peligrosas que el resto. El 37 por ciento de los encuestados considera que hay mayor peligro de infección en web con pornografía que en el resto de sitios web, quizás por la reputación dudosa del contenido pornográfico. La realidad, sin embargo, puede ser la contraria según G Data. La industria del porno genera mucho dinero y el propietario de una web dedicada a explotar estos contenidos vive de su correcto funcionamiento y, por eso mismo, suelen encargar su programación, mantenimiento y seguridad a profesionales.  

Con los datos del estudio, G Data ha llegado a la conclusión de que si bien es cierto que los usuarios conocen que hay riesgos en internet, el 90 por ciento tiene la errónea creencia de que los virus e infecciones en la red son fáciles de detectar. El hecho de no proteger el ordenador por no detectar anomalías es un peligro puesto que las tendencias han cambiado y los virus no manifiestan su presencia. Por este motivo, los usuarios deben extremar los controles y mantener sus equipos con medidas de seguridad adecuadas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que Opinas?